EnglishFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified

 

domingo, 24 de noviembre de 2013

AMIGOS POETAS...






Amigos poetas…


Llevo un tiempo ya, entrando en vuestro foro,
aprendiendo y gozando del soneto,
mas guardando los propios en secreto,
por timidez, vergüenza y decoro.

Me impresiona el leer selecto aforo,
 tanta calidad causa un gran respeto
a la vez que te induce, es amuleto,
a desgranar las rimas con azoro.

Comprendo que no tiene mucha ciencia
presentarme de forma tan discreta,
navegando en el mar de la carencia.

Por ello, dibujando mi silueta,
sólo pido comprensión y paciencia
                                               para con "la alevín" de alma poeta.                                                                    

Elvira Sierra
(Noviembre 2010)


NO SÉ ROGAR







 No sé rogar


No sé rogar amor,
que amor no se ruega.
¡Pero a Dios sí rogaría
que me quisieras,
que dieras media vuelta,
que volvieras…!
Y si tú no vuelves
por no rogarte, 
seguiré a Dios rogando,
                            y por ti esperando…                         
  
                                                      
Elvira Sierra
(Octubre 2010)



viernes, 22 de noviembre de 2013

MI VOZ







Mi voz

       
Es mi voz la que te habla cada noche
y te dice en mil idiomas que te ama.
Esa voz se apagó como reproche
de otro amor, de otra vida, de otra cama.

De callar tanto amor enmudeciste,
¡qué inútil silenciar el sentimiento!
Ocurrió lo impensado y te rompiste
a fuerza de ocultar duro tormento.

¡Ay! voz, que estás herida eternamente;
quebrada de esconder continuo llanto.
Guarda tú, corazón, la voz ausente
          que nadie pueda disfrutar su canto.         

Al escuchar su voz mi amor florece,
el silencio de "ayer", me pertenece…

                                                 
Elvira Sierra
(Junio 2012)



DESEO OCULTO







Deseo oculto

Está oculto el deseo de quererte,
razón y corazón se contraponen
a aceptar que eres mi vida y disponen
callar mi felicidad al tenerte.

Quiero enterrar mis miedos y ser fuerte
para que los secretos ya pregonen
la pasión escondida que componen
y a tu lado yacer cuando despierte.

Pensar en el mañana ilusionada,
comenzar a vivir, amar de nuevo.
Ir a ti, alegre, libre, enamorada.

Alejarme por siempre del erebo;
de tu mano avanzar firme y confiada.
¡Amarnos hasta más allá del evo!

Elvira Sierra
(Septiembre 2010)


miércoles, 20 de noviembre de 2013

MI NOMBRE






Mi nombre


Mi nombre que hasta ayer llenó tu boca 
con la fuerza del silbo en el barranco,
con aroma a limón, a menta y nardos,
con el dulce gorjeo del canario... 

Recreabas mi nombre en grandes versos,
alegría en mil rimas consonantes.
En poemas de amor en la distancia,
en la arena del mar que te acompaña.

Escribías sus letras en mi espalda
dibujando arabescos con tu dedo.
Lo bendecías lleno de pasión
cuando la luz del alba saludaba.

No sé cuándo ni dónde lo perdiste,      
olvidado quedó en algún lugar.
Solo sé que vacía con su ausencia;
no alimentan los ecos del pasado...

Ya no escucho a tu voz decir mi nombre,
ni quebrarse en suspiro enamorado.
No me nombras amor, ya no me nombras,
ya no tienen sentido las palabras.

Elvira Sierra
(Noviembre 2013)



martes, 19 de noviembre de 2013

EL MAR







 El mar  


Era el mar un remanso en esa orilla
dibujando albo encaje con su espuma,
filigrana sutil hasta en su bruma
que humedece con besos la mejilla.

La tarde de un verano ya pasado,
cuando el sol ya cansado iba cayendo
desde el fondo emergió con gran estruendo;
sacudió sus entrañas, un tornado.

Se agitó de repente el mar sereno
que dormía acunado por la luna
al resguardo de viento o infortuna,
al amparo de incursor o de ajeno.

Aguas bravas crepitan como fuego;
no hay quietud ni momento de sosiego.  

Elvira Sierra
(Agosto 2013)



domingo, 17 de noviembre de 2013

EL RÍO DE LA VIDA







El río de la vida

Nadie frenará al río de la vida,
desde que nace avanza sin parar,
 encontrar pronto el mar es su destino
sin volver nunca al punto en que partía.

 Fluye sin medida dentro del cauce, 
a veces en su exceso se desborda;
libera sin control sus turbias aguas
arrasando de forma primitiva...

El tiempo le regresa ágil su esencia
volviendo al agua límpida y muy clara,
sin grandes remolinos; cristalina.

Recobra la quietud tan deseada,
su vehemencia causa grandes daños. 
Yo me voy entre ese agua que no para...


Elvira Sierra
(Diciembre 2010)



FRUTA DESGRANADA





Fruta desgranada


Hoy quiero acariciarme con tu boca,
acercarle mis labios encendidos
que expeditos dibujan recorridos
y ágiles buscan  tu pasión que aloca.

El corazón se inflama, se desboca 
al contacto que exalta mis sentidos
sin control, se desatan atrevidos
en carrera desenfrenada y loca.

Es mi suerte ser fruta desgranada,
exquisita, jugosa, deliciosa…
cuando estoy en deleite abandonada.

La pupila brillante y luminosa
en perseidas convierte la mirada
entregando mi vida silenciosa.
         
Elvira Sierra
 (Marzo 2013)

viernes, 15 de noviembre de 2013

FLOR DE AZAHAR






          
Flor de azahar

Quiero ser azahar, flor del naranjo
   y en tus manos lucir en primavera,
embriagar con aroma intenso a nardo
que seduce el sentido en la serena.

Quiero ser azahar, la flor más blanca,
pureza natural y primorosa,
albergar en mi cáliz custodiada
la pasión que se oculta entre las sombras.

Quiero ser azahar, no madreselva,
ni jazmín, ni narciso... ni biznaga;
ni clavel reventón aunque bien huela.

Tampoco la gran rosa perfumada.
Quiero ser azahar y hacerme presa.
¡Quiero ser azahar en tu solapa!
                                                           
Elvira Sierra
(Marzo 2013)



LLORARÁS...







Llorarás…

Puñalada mortal fue tu despiste
que me hirió de una forma desmedida.
Llorarás por tu error toda la vida
al comprender el daño que me hiciste.

Casualmente el secreto descubriste,
no hay duelo que guardar en la partida,
curarán aires nuevos esta herida...
no quiero ni  pensar si me quisiste.

Sin saber el que tú ya me olvidabas
y el cariño por ti desmerecías,
aprendí a navegar en aguas bravas.

Yo creía entender que me querías,
sin cesar repetías que me amabas.
Amargo fue aceptar cuanto mentías.

Llorarás por mi amor toda la vida,
no te amarán jamás como yo te amo...
con entrega total, ¡enfebrecida! 
                        
Elvira Sierra
(Septiembre 2011)
                        


sábado, 9 de noviembre de 2013

CABALLO DE LUNA





Caballo  de luna

No sé si era negro o blanco
el caballo 
que cada luna venía
a visitarme a mi casa…
Lo quería, si era el negro,
si era el blanco lo adoraba.
No me importaba el corcel,
tan sólo la algarabía
que producía en mi pecho
por  la noche su llegada. 
¡Sólo recuerdo al caballo;
 a su dulce melodía!
                                       
Elvira Sierra
(Septiembre 2010)



viernes, 8 de noviembre de 2013

INESPERADAMENTE








 Inesperadamente


Apareciste de manera casual, inesperada,
tu fascinación, a modo de azar, me hechizó.
Ya de forma relajada, me explicabas en voz baja
que el camino más largo se recorre dando un paso
y que el más corto puede hacerse interminable,
que la distancia sólo se mide en encuentros,
charlas, caricias, besos y también algunas risas,
que el sentimiento se dibuja fielmente en la mirada.
El tiempo se detuvo en el momento mismo
que sin rozar mi cuerpo, entraste en mí,
quedando enlazada para siempre por dentro.
Mis ojos se eclipsaron con la intensidad
y el calor de tu mirada antes de verla.
Este es mi amor lejano, fulminante e imposible,
que cuando intento apagarlo sonríe, se burla,
y de forma inesperada, contra mi voluntad…
¡No se aleja, permanece!


Elvira Sierra
(Septiembre 2010)


jueves, 7 de noviembre de 2013

LA VIDA ALLÁ DE MÍ





La vida allá de mí

Se está yendo la vida allá de mí,
me asomo a la ventana y la despido,
no duele la renuncia, he  consentido;
se aleja paso a paso tras de ti.

Dudo a veces si tú estarás allí
cuando emprenda ese nuevo recorrido,
recobrando los pulsos y el latido,
a vivir ese amor que prometí.

Me asalta una pregunta algo tirana...
si ese día no vuelve ya a mi vida,
o si no podré estar feliz mañana.

Si al entrar al jardín tendré cabida,
o solo era mi sueño, ilusión vana.
Si seré aún deseada y recibida.

Elvira Sierra
(Diciembre 2010)



miércoles, 6 de noviembre de 2013

ESTE AMOR






Este amor     

Este amor que yo siento está candente.
Es presente, es pasado y es futuro,
hechizo, sortilegio, gran conjuro;
es la entrega de mi alma penitente.

Este amor que yo siento está creciente.
Es profundo, es intenso y es maduro,
es genuino, sincero, limpio y puro;
es senda prolongada y ascendente.   

Este amor que yo siento tiene dueño
que me alegra las noches y los días.
¡Es el protagonista de mi sueño!      

Él me envuelve en exquisitas melodías
y me arrulla con suave acento isleño    
que me tiene cautiva en demasías.

Elvira Sierra
(Octubre 2011)

LLENA DE AUSENCIA





Llena de ausencia

En la noche me llega gris tu ausencia.
Pongo freno al recuerdo, no lo esquivo,
mas saluda y convida muy altivo,
llevando al corazón una carencia.

Me acompaña algún tiempo la vivencia
que vaga  por mi cuerpo y te percibo
situando tus caricias, persuasivo,
allí donde  perturbas mi existencia.

No te tengo ya a mi lado y me tienta
tu voz, amor… colmada de ternura,
te llamo con ardor sin darme cuenta.

Mis ojos ven cerrados tu figura,
mas al abrirlos veo descontenta
dolor, manos vacías, ¡mi amargura…!

Elvira Sierra
(Agosto 2010)

ALAMEDA DE ADIÓS





Alameda de adiós

Alameda de adiós, hoy te paseo 
sin encontrar la calle del olvido 
y transito a menudo el recorrido
 no logrando calmar a mi deseo. 

No quisiera escuchar a ese zureo 
que me envuelve y me priva de sentido,
 me condena, me abraza a lo querido...
¡ni veo el fin, ni en la esperanza creo! 

Hoy me siento a pensar en el futuro 
y el pasado se asoma caprichoso 
saludando, sintiéndose seguro. 

Yo, le despido en tono cariñoso 
recordando que espero al amor puro...
apasionado, dulce, ¡delicioso! 

Elvira Sierra
(Enero 2011)

martes, 5 de noviembre de 2013

MALVADO TORMENTO







Malvado tormento

Negros celos visitan mi almohada
y malvados motivan mi tormento,
apagando la dicha del momento 
en que yo te pensaba ilusionada.

Se mofan de la pobre enamorada,
de su enorme crueldad hacen ostento.
No se apiadan del cálido lamento 
que escapa de mi boca trastornada.

Entre dudas y miedos devaneo,
navegando en el mar de la agonía
que me aleja de ti sin titubeo.

 Es amarga esta larga travesía
que no ofrece un segundo de recreo
                  dando fuerza al amor que ama y porfía.                   


Elvira Sierra
(Octubre 2011)


MANOS DESNUDAS









Manos desnudas


Tiendo mis manos al aire, al vacío…
desnudas de todo anillo, desvestidas,
olvidadas de alianzas y de vínculos,
carentes de falsos compromisos.


Mis manos desamparadas te buscan,
tan tiernas, tan solas, vacías…
se han vuelto frías, casi yermas.
¡Ay amor, ayúdame a llenarlas!
¡Ay amor, llévame contigo!
Amor, amor, ¡no me dejes sentir frío!



Elvira Sierra
(Septiembre 2010)



NO OLVIDO






 No olvido

Yo no olvido el sonido de su risa
que provoca la mía en un instante,
cosquillea el oído, suave brisa
que renueva mi cara, mi semblante.

Yo no olvido la voz que me cautiva
y da luz a la noche más oscura
opacando el dolor y sugestiva
me seduce, me llena de ternura.

Yo no olvido la seda de su mano
que conoce mi piel en cada palmo
y con un beso cálido, pagano,
me conduce a la gloria por ensalmo.

Yo no olvido, mi amor, yo no lo olvido…
¡yo no puedo enterrar lo más querido!    

Elvira Sierra
(Noviembre 2012)



NO POR AMOR







  No por amor

  No llores amor, no por mi amor,
 porque abre mi muralla tu dolor
tu voz, tu llanto desvanece
   dudas, celos, desengaños…

No llores amor, no por mi amor.
No por mí, que te quiero tanto.

 Elvira Sierra
     Escrito en la madrugada del 7 de agosto 2010


BODAS DEL ALMA

     



 Bodas del alma


 Sin preocupación alguna
reía, jugaba, gozaba…
Tu mano tomó  la mía
  casando palma con palma,
entrelazando mis dedos
para que no me soltara.
Desacompasando el pulso
y el latido acelerando…


Con cinta de seda roja
las muñecas enlazaste,
los pulsos se detuvieron,
los latidos se afinaron.
Melodía encadenada
con nudos de seda roja,
eran  de sangre las bodas,
eran las bodas del alma.

     Elvira Sierra
     Agosto 2010




lunes, 4 de noviembre de 2013

DESENGAÑO







Desengaño

Poco a poco se acerca fatal la hora
en que salga a la luz mi desventura,
aunque no lo parezca, me tortura
comprobar la verdad  ya sin demora.

Triste y desventurada estaba ahora
teniendo al corazón sin compostura,   
deseando salvar ego y cordura
      pero no de esa forma destructora…     

Difícil aceptar tantos engaños;
peor aún saber que te han burlado…
¡no curto el sentimiento ni en mil años!

Olvidar cada día que has amado,
ilusionarte en cada cumpleaños  
      y esperar al AMOR  tan deseado.       


Elvira Sierra
(Noviembre 2010)


NO TE EXTRAÑO AMOR









No te extraño

No te extraño amor, 
porque aún te encuentro
cada noche acostado en mi almohada.
No te extraño amor, 
en la mañana,
 fiel, acompañas a mi alma enamorada.
No te extraño amor, 
te llevo dentro, 
en mi vientre aún siento el avispero
que sembró tu aguijón en su partida.

    No te extraño amor, 
    y no te tengo…
        Me guardé tu sonrisa,       
una lágrima escondida
y un botón de tu camisa…
                                                                               
                                           Elvira Sierra                                            
(Junio 2012)


domingo, 3 de noviembre de 2013

DULCE DESPERTAR







Dulce despertar

Sentí a tu mano alzar suave mi pelo
para ser total dueño de mi espalda.
Y a tus labios abrirse con un beso
en la nuca y el cuello; mimar mi alma.

Del sueño desperté con un suspiro,
dibujaban tus palmas filigranas
marcando con tu dedo definido
mi perfil, mi escondrijo, mis entrañas.

Exploras las montañas de mis senos 
y desciendes muy lento a la llanura
sin olvidar su monte áureo y bello,
muy ligera me subes a tu grupa...

Cabalgamos los llanos de la Pampa,
llegando hasta el jardín del paraíso;
yacemos en la paz de mi nirvana
   formando solo un cuerpo ya indiviso…

Te deslizas en olas envolventes
trepando en pleamar y me acaricias
esperando ese flujo descendente
que la bajamar trae en su primicia.

Me regalas el néctar de la vida,
aprisiono y retengo tu latido.
    Me ensalmas con tu esencia y glorificas…
(se desvanece el tiempo); estamos vivos.

Feliz, descanso ya en tu pecho amado 
recuperando el pulso y el aliento.
Le agradezco a mi Dios amarte tanto;
abrazada a tu cuerpo me liberto…

Elvira Sierra
(Marzo 2013)


NADIE LO SABE







Nadie lo sabe

A nadie le digo como te nombro…

que anhelo tu risa, que extraño tus besos.
No le digo a nadie cuanto te añoro;
al amanecer, al mar lo confieso.

A nadie le cuento que en tu ventana
todas las noches te escribo unos versos.
No lo cuento a nadie, ni mi gesto habla…
solo el mar y el aire saben lo que siento.

A nadie le digo, no le cuento a nadie,
en la noche sola al viento murmullo
y al aire le pido que no te distancie…

mi sentimiento al aire no oculto.
Sólo el mar y el aire saben el secreto
y también anoche el viento lo supo.

El viento y el mar  saben bien que pienso
y noche tras noche con ellos comento
unas en susurros y  otras en lamentos.   


Elvira Sierra
(Octubre 2010)


sábado, 2 de noviembre de 2013

NO SABRÁS








No sabrás   

No sabrás nunca amor lo que yo te amo,
no es posible contar hasta ese punto,
me entristece sentirme en contrapunto,
quiero ser dueto, a Dios se lo reclamo.

En los versos que escribo te proclamo,
¿me amarás algún día...? me pregunto.
Guardar sola el secreto es mal asunto,
ya ni sé cuantas lágrimas derramo.

Si algún día tu amor me corresponde,
acudiré muy rauda a la llamada
y a tu lado estaré, no importa el donde…

Es triunfo de la lucha ilusionada
pregonar este amor que no se esconde.
Es la dicha de estar enamorada.

Elvira Sierra
(Noviembre 2010)


     

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...