EnglishFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified

 

viernes, 30 de agosto de 2013

UNA HORA MENOS EN GRAN CANARIA

   






Una hora menos en Gran Canaria


Nuestro amor tiene una hora que es colgante
y se pierde en el tiempo y la distancia,
los relojes no tienen concordancia,
mas, vivimos el momento, el instante. 

Cuando me hablas de ti no estás distante,
te entregas con pasión, con elegancia,
correspondo al igual, en abundancia,
estás pegado a mí, tú eres mi amante.

Nos besamos a tus dos, son mis tres,
nos amamos a mis tres, son tus dos,
a la hora le robamos los clichés.

Es la hora que se pierde en el adiós,
es la hora que le gana el interés,
de tejer con amor un entredós.

Elvira Sierra
 (Noviembre 2010)



VANA ESPERANZA








Vana esperanza


Un día y otro, y otro tras otro, pasan.
Amor, pasan los días y nada ...
¡nada pasa!
Como lágrimas
que abandonadas en la cara se deslizan.
Como el árbol que en otoño 
al dar fruto se desgrana.
Como las hojas del calendario 
caducas y vividas.
Como  gotas de lluvia en la ventana.
Así queda cada noche mi esperanza;
apagada, muerta y sepultada...
descendiendo lentamente hacia la nada.

Elvira Sierra
(Agosto 2010)



VACÍOS...







Vacíos...

Me gusta recordarte en positivo
y a menudo me embarga el desconsuelo,
me vacío, me abandono; entro en duelo,
no alcanzo a comprender por qué motivo.

Deseo ser feliz en lo afectivo,
volver a suspirar, sentir anhelo,
cada noche tocar de nuevo el cielo,
fundirme en un amor superlativo.

Adentrarme al otoño de la vida,
dar mi  mano al amor maravilloso,
recorrer esa senda tan querida.

Si el recuerdo me vacía envidioso
de la felicidad recién venida,
¡lléname de amor, nuevo y jubiloso!

 Elvira Sierra
(Noviembre 2010)




ZAMBRAS DE LUNA







  Zambras de luna


Cuando en la noche tú sientas
una sonrisa en la almohada,
una caricia en tu pelo,
un suspiro en la  ventana,
o un besito desde lejos…
no se lo digas a nadie,
¡que es la luna enamorada
que viene a velar tu sueño,
que viene a cantarte nanas!
¡Qué noche tras noche viene,
aunque la luna no salga!

Si del sueño te  despierta
el susurro de una ola,
el tañer de la guitarra,
un rumor de caracolas,
o el vuelo de una paloma…
no se lo digas a nadie,
¡que  es la luna enamorada
que viene a velar tu sueño,
que viene a cantarte nanas!
¡Qué noche tras noche viene,
y alguna vez baila zambras!

           
Elvira Sierra
 (Septiembre 2010)



jueves, 29 de agosto de 2013

¡QUÉ AMARGO FUE!









 ¡Qué amargo fue!

Qué amargo fue saber de aquel engaño 
cuando yo te soñaba ilusionada 
deseando vivir enamorada...
la verdad te volvió lejano; extraño. 

No supiste el alcance de tu daño 
ni hasta donde caló la puñalada 
que intentaba olvidar desesperada...
 fue imposible volver a lo de antaño. 

Hoy navego en el mar del sufrimiento 
sin nombrar el ayer que me atormenta 
a merced de algún soplo de aire o viento. 

Emerge ese recuerdo que me ausenta 
y anula todo nuevo sentimiento. 
¡Imploro que si llega no me mienta

           
 Elvira Sierra
  (Mayo 2012)


¡MALDITO AMOR!








¡Maldito amor!

Te digo adiós y te sonrío,
llevo de vacío los ojos llenos.
Reniego de ti, de tu andar felino,
reniego de mí, de mi deambular
y de perderme en un no rumbo
que me lleva a ningún lado,
de no encontrarme…
Así te enfrento ahora
en este alba, sollozando,
maldiciendo desahuciada…
Muérete de una vez y desaloja
mi cuerpo y mi alma de esta angustia.
Por qué amar tanto… ¡maldito amor!
sin querer maldecir, maldigo
y me maldigo, ¡yo me maldigo!
maldigo tus besos, maldigo tu amor…
y te maldigo, ¡maldito seas!... maldito.
¡Maldito seas, amor mío…!

           
Elvira Sierra
(Marzo 2013)

miércoles, 28 de agosto de 2013

TE BUSCO, AMOR...







Te busco, amor...


Buscándote, amor, paso eternas noches
y me amanece, amor, sin encontrarte,
no pretendo con esto hacer reproches,
solo espero el momento de adorarte.

Busco a ciegas la luz de tu mirada
    que me indique el final del largo viaje
la alegría de estar enamorada
y a tu lado volar sin equipaje.

No me niegues, amor, ver tu sonrisa,
ni el escuchar tu voz en prosa y verso
que traerá hasta mí la suave brisa.
Acotaremos juntos tu universo.

No te escondas, amor, te estoy buscando
día y noche; ¡quién sabe el hasta cuando...!


   Elvira Sierra
  (Junio 2012)

HERIDA






 Herida


Esta herida mortal cerrará pronto;
con hilo de esperanza hice sutura.
Mañana vestiré nueva armadura
que preserve del riesgo si lo afronto.

¡No amaré, corazón!, raudo te  aconto,
pienso al sentir la amarga hiel de la agrura.
Era un amor profundo, no aventura;
por arduo que parezca, lo remonto.

La caricia duró menos que el llanto
y el corazón se quebró en mil pedazos     
que trajeron a mi alma el desencanto.     

Al final se soltaron nuestros lazos
tejidos con la seda del encanto.  
¡Qué lejanos me quedan ya tus brazos!    


Elvira Sierra
(Octubre 2011)


lunes, 26 de agosto de 2013

VUELVE ATRÁS







Vuelve  atrás

Vuelve atrás amor mío, no abandones
que te vas sin saber cuánto te amaba.
Vuelve atrás y vivamos las pasiones
que mi abrazo dirá lo que callaba.

No confiaste en mi amor, de mí te fuiste; 
el miedo te impidió quedar conmigo. 
No confiaste en mi amor y me perdiste, 
quién sabe si tendrás ya un nuevo abrigo.

Me niego a caminar hacia el olvido
y el recuerdo se ampara en el ensueño
intentando evocar lo prometido.
Naufraga sin cesar todo su empeño.

Sola está la luna en la madrugada
llorando por tu ausencia, ¡atormentada...! 

  
  Elvira Sierra
     (Mayo 2012)



FLORECERÁ CUALQUIER MAÑANA







   Florecerá cualquier mañana


Cuando te llore el alma y estés sola
escuchando la lluvia en los cristales
visionarás antiguos ventanales
donde el agua serena se acrisola.

Cuando la luz los ojos tornasola
evocando momentos ancestrales
         volverás a sentir los manantiales         
      que fluyen con rumor de caracola.    

Cuando en el día o la noche recuerdes
el eco de la lluvia en la ventana,
te acercará de nuevo a los trascuerdes.

Y no importa si el agua no abocana,
mantendrá la esperanza en brotes verdes
que reflorecerán cualquier mañana...


Elvira Sierra
(Diciembre 2012)



viernes, 23 de agosto de 2013

VENTANA A LA NOCHE









Ventana a la noche


Cuando abro la ventana de la noche
y le cierro las puertas a mi día,
en mi jardín te encuentro, vida mía,
donde nos engarzamos en un broche

que prende nuestras almas, en derroche
de ternezas, de néctar de ambrosía,
fantasía sensual y melodía
que se alarga hasta más de medianoche

dando luz a las sombras de mi vida.
Bajo el sol caminar sobre la arena, 
y estar cerca de ti; comprometida

dejar atrás lamentos... llanto y pena,
navegando en tu océano. Atrevida,
a diario, besaré tu piel morena.


Elvira Sierra
(Marzo 2013)



UNA LUZ ENTRE LA NADA









Una luz entre la nada  


No niegues el derecho de llorarte
que la herida en mi pena se hizo llaga.
Pasa el tiempo; el dolor no se rezaga,
mas, ni así me es posible el olvidarte.

Tú insistes vehemente en rebelarte
y en el fondo eso es algo que me halaga,
mis temores se expanden como plaga,
me vacían; no hay nada para darte.

No digas que me fui, si tú te fuiste
mucho antes a buscar otra alborada
sin reparar en nada, ¡te perdiste!

No sé si curará la puñalada,
sólo siento el  dolor, me quedo triste
esperando una luz entre la nada.

Elvira Sierra
(Febrero 2013)


jueves, 22 de agosto de 2013

GOTA POR GOTA

            





Gota por gota


Deseo compartir mis emociones,
quiero entregar mi amor gota por gota;
se desboca ya en el pecho y rebrota,
se me escapa del alma a borbotones.

De lo más hondo afloran las pasiones
dormidas; custodiando su derrota
perdieron al ganar y, en bancarrota,
rechazan aires nuevos sin razones.

Quedó mi corazón triste y herido,
fue grande el sufrimiento al no tenerte.
Yo perdí la razón y hasta el sentido.

De nuevo luce el sol, quizás liberte 
el pasado bastante indefinido...
    por momentos me olvido de quererte.      

Elvira Sierra
 (Marzo 2013)


ESPIRAL ALADO







Espiral alado


Hace ya rato amor que te has marchado
y el deseo circula por las venas,
sutil siento espiral tenue y alado,
nubes de mariposas por decenas
que invitan a mi cuerpo ya olvidado
al gozo de caricias sarracenas.
Necesito aferrarme a la cordura,
¡Qué mujer se resiste a la ternura!

   
Elvira Sierra
 (Noviembre 2010)



miércoles, 21 de agosto de 2013

LEJOS DE MÍ

  







  Lejos de mí
  (Soneto inglés)

Estás lejos de mí y aún te siento,
es amor que en la ausencia no se apaga,
tu recuerdo algún día trae el viento
y al pensarte mi pena no rezaga.

Cada vez que respiro estás presente
sin embargo, hoy comprendo que te has ido.
No me puedo engañar con lo evidente
y acepto con dolor que te he perdido.

Esconderé mi llanto entre la risa
que otras voces provocan cada día;
a  emprender nuevo vuelo estoy remisa.
La soledad me envuelve en compañía.

Ayer soñé que en sueños te soñaba…
la inclemente verdad me despertaba.

  Elvira Sierra
 (Junio 2012)


EL JARDÍN







El jardín  


     Me adentré en mi jardín de madrugada,
oculta de otros ojos con azoro,
precisaba escrutar bien su desdoro
tras pasar muchos años alejada.


La luna con luz clara y plateada
alumbró sin pudor el deterioro,
el desastre era tal que brotó el lloro
y a Dios le supliqué desesperada.


No había aromas, sonidos, ni flores;
imperaba el silencio, estaba muerto.
Allí sola, me dieron los albores.


Pensé que un jardinero fiel, experto,
podría devolverle los verdores…
¡volver a hacer jardín de este desierto!


Elvira Sierra
(Octubre 2010)



martes, 20 de agosto de 2013

ESTRELLA FUGAZ






Estrella fugaz


Como estrella fugaz llegaste un día
iluminando al fin mi noche oscura
y olvidando algún signo de cordura
a tu lado estudié la astronomía.

Pasaba cada noche en compañía
alegrando un atisbo de amargura
y aprendí del latín nomenclatura
de ese universo que aún desconocía.

Meteoro lunar que me abrió el alma
ocultando en un trozo al cruel Cupido
y al jugar al amor rompió mi calma.

El pobre corazón se quedó herido;
en soledad se cura, ora y se ensalma.
Ahora yace en brazos del olvido.

Fui una estrella fugaz entre sus brazos
que el olvido quebró en cien mil pedazos.


 Elvira Sierra
(Diciembre 2012)

NO LLORES LUNA

    





No llores luna

Quiero cantarte una nana, 
pequeña luna azulada.
Porque no llores y duermas
yo te cantaré mil nanas.
Y llamaré a las estrellas...
y hasta al lucero del alba.
También vendrán las perseidas
que con su lluvia te bañan.
Juntos daremos consuelo
hasta que el sueño te envuelva…
una cuna hecha con soles
sostenida por las hadas
al compás te balancea...
y una coral de  luceros 
enamorados te canta…
porque no llores y duermas 
yo te cantaré mil nanas.
Mas, recuerda que la luna 
¡Tiene que acostarse al alba!

  Elvira Sierra
 (Septiembre 2010)



lunes, 19 de agosto de 2013

REFLEJO DE LUNA







Reflejo de luna


Nuestro amor de la luna es fiel reflejo
que en ciclos toma fases diferentes,
después de opacar en nuevas y ausentes
torna a su esplendor, llena en su festejo.        

Alumbra de nuevo en dulce cortejo
rodeada de estrellas refulgentes
y envía su flecha en astros ardientes
brillando en mi balcón su azul espejo. 
  
Después de estar feliz en plenilunio,
va la fase menguante y descendente
que camina despacio al infortunio.

Mas la llama de amor es trascendente
y se aviva tenaz en interlunio
para arder animada y ascendente.


     Elvira Sierra
     (Octubre 2010)




domingo, 18 de agosto de 2013

ERA AMOR





         

 Era amor


Era amor la palabra que en tu boca
junto a otras mil versos componía,
alimento sutil que en mi agonía
fue maná que libera y que disloca.


Era amor tu poema. Aún provoca
emoción y sentimiento; alegría
que en el alma se eleva y te vacía.
Conmoción, paz, ternura... pasión loca.


Era amor, vivo en esa despedida
que perdura en el tiempo, lo concedo,
será mi compañía en la partida.


         Hoy me voy, aunque amándote me quedo      
ocultando una lágrima perdida;
dibujando tu nombre con mi dedo.


Elvira Sierra
  (Febrero 2013)





sábado, 17 de agosto de 2013

EMPÍREO PARAÍSO








  Empíreo paraíso


De nuevo, entre tus brazos ¡yo temblé!
olvidando el pasado y el ayer,
no esperando un mañana ni un querer
tan solo era el presente, ¡me entregué!

De nuevo, amor eterno ¡te juré!
y a tu lado esperé el amanecer,
muy juntos nos sentimos renacer
sin preguntar ni cómo ni porqué.

Fue tu voz en mi oído melodía,
pasión, candor, locura, frenesí.
En mi boca el secreto y tu alegría.

Me llevaste en volandas cual hurí,
paraísos empíreos intuía...
abrazada a tu cuerpo dije:¡sí!


Elvira Sierra
(Octubre 2011)

viernes, 16 de agosto de 2013

BARROTES DE SEDA






Barrotes de seda


Verso a verso libero mi condena
que invisible acompaña mi equipaje
aliviando la carga de este viaje.
Quiero amar y sentir sin mi cadena.


Dejar atrás recuerdos... y la pena
que reclama valor y más coraje
en aras de un intenso aprendizaje.
Redimir a mi mente... estar serena.


¡Ayúdame a romper estos grilletes,
no tienen compasión; apresan mi alma!
Cámbialos por ingrávidos aretes...


Detesto al carcelero, me desalma
ocultando con seda mis barrotes...
Sé que en el Sur recobraré la calma.


 Elvira Sierra
 (Febrero 2013)
                                                                  
                                                                           

jueves, 15 de agosto de 2013

ALLÁ POR DONDE VAYA







 Allá por donde vaya
    
Me encontré con su voz y con su olvido
en la arena desnuda de la playa,
en las olas del mar, en la rocalla
y no en cualquier rincón indefinido.

A pesar de estar todo ya perdido,
por escuchar su voz, la mía calla.
Fiel, me persigue allá por donde vaya
y hechicera, se adueña de mi oído.

El recuerdo se esconde entre las olas,
juguetea enredado entre la espuma
y navega entonando barcarolas.

Seductor y arrogante se perfuma
en el mar con azules amapolas…
llega cruel su recuerdo hasta mi pluma.


Elvira Sierra
 (Diciembre 2012)

martes, 13 de agosto de 2013

EL CANTO DEL CISNE








El canto del cisne

Soñador de la luna obvia al destino
enfrentándose a él en forma abierta.
Agónico es su canto en el camino;   
¡grande el cisne que vozna hasta en su enerta!


¿Sabe el cisne del fin? ¿es adivino?
¿Prepara en su ritual heroica oferta? 
Brinda al cielo su largo cuello albino
danza y canta a la muerte que liberta.


Acepta su final de esta manera,
y ofrece a pecho abierto el corazón
desplegando sus alas en la espera.


Valiente canta el cisne en esta acción
que saluda a la suerte venidera…
entona altivo su última canción.


Elvira Sierra
(Noviembre 2010)





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...